Información general sobre Irán

 

Nombre del país: República Islámica de Irán

Lema nacional: Independencia, Libertad, República Islámica

Capital: Teherán. Posición geográfica: 35 41 N 51 25 E

Lengua oficial: persa

Religión: Islam

Fiesta Nacional: 11 de febrero

Población: 75.292.000

Moneda: Rial iraní

Dominio de Internet: ir International

Prefijo telefónico: 0098

Exportaciones: petróleo, alfombras, fruta, frutos secos (pistachos, pasas y dátiles), cuero, caviar, productos petroquímicos, ropas y vestidos, comestibles.

Importaciones: maquinaria, metal, medicamentos, derivados químicos.

Industria: petróleo, petroquímica, textil, cemento y otros materiales para la construcción, derivados alimentarios (especialmente refinado de azúcar y extracción de aceite comestible),

Agricultura: trigo, arroz, grano, fruta, frutos oleaginosos tales como pistachos, almendras, nueces, algodón. Transporte: 7286 kilómetros de ferrocarril y 158000 kilómetros de carreteras.

Conducciones, tuberías: 3900 km de derivados del petróleo, 4550 km de gas natural.

Puertos: Abadan, Ahwaz, Shahid Beheshti port, Abbas port, Anzali port, Bushehr port, Imam Khomeini port, Mahshahr port, Turkman port, Khoramshahr, Noshahr.

Localización geográfica:

Irán es un país del suroeste asiático, país de montañas y desiertos. El este de Irán está dominado por una alta meseta, con grandes planicies salinas y vastos desiertos de arena. La meseta está rodeada de montañas aún más altas, incluyendo las cordilleras Zagros en el oeste y Elburz en el norte. Sus países vecinos son Turkmenistán, Azerbaiyán y Armenia en el norte, Afganistán Pakistán en el este, y Turquía e Irak en el oeste. Teherán, la capital, es la mayor ciudad del país y el centro político, cultural, comercial  e industrial de la nación. Irán tiene una importante posición en seguridad, energía y economía internacional como consecuencia de sus grandes reservas de petróleo y gas natural.

Clima:

El clima de Irán pasa de árido y semiárido, a subtropical a lo largo del Mar Caspio y los bosques del norte. En la región norte del país (la llanura costera del Caspio) las temperaturas raramente bajan de 0º C y el área permanece húmeda el resto del año. Las temperaturas veraniegas pocas veces exceden los 29ºC (84.2 °F). La precipitación anual es de 680 mm (26.8 in) en la parte este de la llanura y más de 1,700 mm (66.9 in) en la oeste. Al oeste, los asentamientos en la cuenca de los Zagros experimentan temperaturas más bajas, inviernos severos con temperaturas medias de día por debajo de 0ºC y abundante nieve. Las cuencas este y central son áridas, con menos de 200 mm (7.9 in) de lluvia, y  tienen desiertos ocasionales. Las temperaturas medias exceden los 38 °C (100.4 °F). Las llanuras costeras del Golfo Pérsico y el Golfo de Omán en el sur de Irán tienen inviernos suaves, y veranos muy húmedos y calurosos. La precipitación anual va de 135 a 355 mm (5.3 to 14.0 in).

Historia:

Recientes estudios arqueológicos indican que tan pronto como en 10,000 aC, había gente viviendo en las orillas sur del Caspio, una de las pocas regiones del mundo que, de acuerdo a los científicos, escapó a la Era Glacial. Aquéllos fueron probablemente las primeras personas de la historia de la humanidad en dedicarse a la agricultura y la ganadería.

Lengua y literatura:

La lengua oficial (de Irán) es el persa. El persa sirve de lengua franca en el país y la mayoría de las publicaciones y emisiones se hacen en este idioma. Junto al persa, existen muchas publicaciones y emisiones en otras lenguas relativamente populares como el azerí, el kurdo e incluso en otras menos populares como el árabe o el armenio. Muchas lenguas proceden de Irán, pero el idioma más empleado es el persa. El persa pertenece a la rama iraní de la familia de las lenguas indo-europeas. Los registros más antiguos de persa antiguo datan de la época del imperio aqueménida, y ejemplos de persa antiguo están presentes hoy día en Irán, Irak, Turquía y Egipto. El persa es hablado hoy en Irán, Afganistán y Tayikistán, pero históricamente fue un idioma entendido en una región que abarcaba desde el Medio Oriente hasta la India, y tenía poblaciones significativas de hablantes en otros países del Golfo Pérsico, así como grandes comunidades por el mundo. El persa, hasta siglos recientes, fue cultural e históricamente una de las lenguas más prominentes de Oriente Medio y las regiones cercanas. Por ejemplo, fue una lengua importante durante el reinado de los mogoles en India, donde el conocimiento del persa era cultivado y favorecido; su uso en la corte mogol de la India terminó en 1837, prohibido por los oficiales de la Compañía Británica de las Indias Orientales (colonialismo británico). Los académicos persas eran importantes en las cortes de Turquía e India entre los siglos XV y XVIII componiendo diccionarios y trabajos de gramática. Se desarrolló una jerga indo-persa y muchos oficiales del ejército británico aprendieron persa a y través de copistas de la India. El nombre del idioma persa moderno es a menudo denominado farsi en los textos en inglés.

Poesía:

“Los humanos son miembros de un todo, creación de una esencia y alma. Si un miembro está afligido de dolor, los demás miembros permanecerán incómodos. ¡Si no tienes sufrimiento por el dolor humano, no mereces ser llamado humano!”. Estos versos del gran poeta iraní  Sa’di están escritos en la entrada al hall de las Naciones del edificio de la ONU en Nueva York. Podemos distinguir dos períodos en la poesía persa: uno tradicional, desde el siglo X hasta prácticamente mediados del XX; otro modernista, desde cerca de la II Guerra Mundial hasta el presente. Durante el largo periodo de poesía tradicional, sin embargo, pueden trazarse cuatro subperíodos, cada uno marcado por un  desarrollo estilístico distinto. El primero, que abarca desde el siglo X al XII, se caracteriza por un estilo fuerte y exaltado (sabk-e fakher). Se puede definir este estilo (generalmente conocido como Khorasani, por la asociación de la mayor parte de sus primeros representantes con Gran Khorasan) por su dicción noble, tono digno, y lenguaje altamente culto. El segundo, desde el siglo XIII al XV, está marcado por una preeminencia de la poesía lírica, el consecuente desarrollo del ghazal en el tipo de verso más significativo, y la difusión del pensamiento místico. Su estilo es generalmente apodado Eraqi por la asociación de algunos de sus primeros exponentes con la Persia central y occidental (aunque sus dos máximos representantes, Sadi y Hafez, eran de la provincia sureña de Fars); es conocido por su calidad lírica, sensibilidad en el sentimiento, metros melifluos, y relativa simplicidad de lenguaje. El tercer subperíodo, que se extiende desde el siglo XV a bien entrado el XVIII, está asociado con el estilo indio de la poesía persa (a veces llamado Isfahani o Safavi). Se dio a comienzos de la época timúrida u está marcado por una gran preeminencia aún más acusada de la poesía lírica, aunque está en cierto modo desprovisto de la elegancia lingüística y musicalidad del periodo precedente. Los poetas de este periodo a menudo se ocupaban de explorar pensamientos sutiles e imágenes inverosímiles y de trabajar a base de ideas tradicionales y metáforas agotadas. El cuarto subperíodo, desde aproximadamente el siglo XVIII hasta mediados del XX, es conocido como el Retorno Literario (bazgasht-e adabi). Presenta una reacción contra el estancamiento poético y la debilidad lingüística del estilo safávida, y un  retorno al estilo Eraqi de poesía lírica y al estilo Khorasani.

Con el inmortal poema Shah-nama de Ferdowsi, la poesía épica alcanzó la cumbre de sus logros casi desde el principio. Alabado como el monumento más grande de la lengua persa y una de las principales épicas del mundo, consiste de unas cincuenta mil pareados relatando la historia de la nación iraní en mito, leyenda, y hechos, desde el comienzo del mundo hasta la caída del imperio sasánida. Ferdowsi, que pertenecía a la aristocracia terrateniente (dehqan) y estaba bien versado en la herencia cultural y sabiduría popular de Irán, entendió perfectamente en sentido y dirección del trabajo que estaba versificando. Sus casi treinta años de trabajo produjeron una épica de inmenso impacto. Una nueva cumbre de la lírica persa se alcanzó en el siglo XIII con Sadi, un  poeta y escritor versátil de rara pasión y elocuencia. El ocupa una posición en la literatura persa, en términos de poder de expresión y profundidad y amplitud de su sensibilidad, comparable al de Shakespeare en las letras inglesas. Sus brillantes ghazals muestran un amor juvenil a la vida y una pasión por la belleza, sea natural, humana o divina. El uso diestro de aparato retórico de Sadi  se distingue habitualmente por la encantadora facilidad de su locución y el flujo sin esfuerzo de su estilo; su idioma maestro es un modelo de escritura elegante y llena de gracia. La culminación de la poesía lírica persa se alcanzó unos cien años después de Sadi con Hafez, el más delicado y popular de los poetas persas. Sus ghazals son típicos en su contenido y motives, pero excepcionales en su combinación de sentimientos nobles, expresión poderosamente elegante y alegría y estilo en el imaginario. Su visión del mundo abarca muchos sentimientos gnósticos, místicos y estoicos, que so la herencia común de su época. Mientras las líneas satíricas de Hafez contra la pretensión e hipocresía llevaron a una extrema mordiente a la lírica, su visión filosófica y anhelos gnósticos proporcionan un elevado aire de sabiduría y desapego a sus poemas. Pero sobre todo es el poeta del amor, que celebra en sus ghazals la gloria de la belleza humana y la pasión del amor. La creencia en un “significado interior” de la poesía  Hafez representa la aplicación de una bateni, o principio esotérico, que distorsiona su significado y vuela en el rostro de su sentido poético.

La poesía modernista, es decir, una poesía que se aparta radicalmente de la escuela tradicional de los viejos maestros, empezó a emerger tras la 2ª Guerra Mundial, cuando los profundos cambios sociales que se habían desarrollado durante algún tiempo  finalmente desafiaron la venerable tradición literaria de una manera dramática y socavaron sus cimientos. No solo prescindieron de la necesidad de ritmo y métrica consistente, sino que también rechazaron el imaginario de la poesía tradicional y se apartaron notablemente de su modo de expresión. Nima Yushij (1897-1960), el padre de la poesía modernista. Escribir de verso libre se había convertido en la moda de la vanguardia de la poesía moderna. La mayoría de los movimientos literarios contemporáneos en Occidente, desde la escuela simbolista a la imagista, han encontrado exponentes entre los poetas persas.

En la poesía modernista, se abandonan todos los cánones formales, temática y convenciones de imagen, así como las dimensiones místicas de la escuela tradicional, y los poetas son libres de adaptar la forma de sus poemas a los requerimientos de sus gustos personales y visión artística.

Calendario iraní:

El calendario oficial iraní se regula de acuerdo al año solar y los meses iraníes. El 21 de marzo, igual al 1 de Farvardin, es el comienzo del Año Nuevo iraní. También en Irán, el calendario lunar se reconoce oficialmente. El año lunar es 10 días más corto que el solar, de modo que las fechas de los ritos religiosos, que se rigen por el calendario lunar, tocan en distintas fechas de un año a otro. Por ello, es recomendable para los turistas que organicen sus fechas apropiadas para viajar con la agencia de viajes. Especialmente en Ramadán, durante el ayuno de los musulmanes iraníes, y en el luto de Muharram, cuando estas situaciones so influyen en las actividades del día a día, Algunos de los días de estos dos meses son festivos. El viernes es el día festivo semanal oficial.

 

Moneda:

La moneda en Irán es denominada rial. El rial se introdujo por primera vez en Irán en 1798, como moneda. Al hablar sobre dinero en Irán habrá oído quizás el término “toman”. Toman es un término antiguo y no es ya una moneda oficial. Sin embargo, se usan el día a día de Irán y se refiere a la suma de 10 riales. En Teherán los bancos abren de 07:30 a 15:30 de sábado a miércoles y de 07:30 a 13:30 en jueves. El viernes es el día festivo oficial. En otras ciudades los bancos abren de 07:30 a 13:30 de sábado a miércoles y de 07:30 a 12:30 en jueves. El viernes es el festivo público. Sólo ciertas tiendas aceptan tarjetas de crédito MasterCard ó Visa.

 

Comunicaciones:

El sistema postal iraní se extiende prácticamente a las regiones más remotas del país y cada viajero se puede comunicar con las regiones del mundo más lejanas por correo, telégrafo, teléfono, teléfono móvil, fax e internet. Varios periódicos en las lenguas nativas persa, árabe, inglés y otras se publican a diario. Diferentes revistas se publican a diario, mensualmente o anualmente y varios libros se publican continuamente de forma que su información es accesible por bases de datos de información en el ordenador. Se emiten diversas emisiones locales, nacionales e internacionales a través de estaciones radiofónicas o de televisión en distintas lenguas nativas, persa, inglés u otras diariamente o a veces durante la noche.

 

Gente:

Irán en un país diverso que cuenta con población de distintas religiones y orígenes étnicos aglutina por la cultura persa. La mayoría de la población habla persa, que es la lengua oficial en el país, así como diversas otras lenguas o dialectos iraníes. Las lenguas y dialectos turcos, la más importante de las cuales es la lengua azerí, se hablan en distintas regiones de Irán. Además, el árabe se emplea en la parte sudoeste del país. La religión en Irán está dominada por la rama del Islam del chiismo duodecimano, que es la religión oficial. Cerca del 4% al 8% de los iraníes pertenecen a la rama suní del Islam, sobre todo kurdos y sunís baluchís iraníes. El restante 2% son religiones no musulmanas, incluyendo zoroastrianos, judíos y cristianos.

Cultura:

La cultura irania ha sido desde hace mucho tiempo una cultura predominante en Medio Oriente y Asia central, con el persa considerado como lenguaje de los intelectuales en gran parte del 2º milenio, y como lengua de la religión y de la población anteriormente. La influencia sasánida impulsó hacia adelante al mundo islámico. Mucho de lo que después fue considerado como conocimiento islámico, como filología, literatura, jurisprudencia, filosofía, medicina, arquitectura o las ciencias estaba basada en las prácticas tomadas de los persas sasánidas por el amplio mundo musulmán. El Año Nuevo iraní (Nowruz) es una Antigua tradición celebrada el 21 de marzo para marcar el comienzo de la primavera en el país. Se celebra también en Afganistán, República de Azerbaiyán, Uzbekistán, Turkmenistán, Tayikistán, Kazajstán y previamente también en Georgia y Armenia. También es celebrada por los kurdos iraquíes y de Anatolia. El Nowruz se registró en la lista de Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad y es descrita como el Año Nuevo Persa por la UNESCO en 2009.

Periodos históricos:

Los primeros habitantes de Irán eran una raca de gente proveniente del oeste de Asia. Cuando llegaron los arios, empezaron a mezclarse gradualmente con los antiguos nativos asiáticos. Los arios eran una rama de la población conocida hoy día como indoeuropea, y se cree que son ancestros de la población presente en la India, Irán y la mayoría de Europa Occidental. Recientes descubrimientos indican que, centurias antes del inicio de las primeras civilizaciones en Mesopotamia, Irán estaba habitado por humanos. Pero la historia de Irán se remonta a 3200 aC. Comienza con los primeros aqueménidas, dinastía bajo la cual floreció el primer imperio mundial iraní.

Ciro el Grande fue el fundador del imperio y también el primero en establecer la carta de los derechos humanos. En este periodo Irán se alargaba desde la costa egea de Asia Menor hasta Afganistán, así como el sur de Egipto. El imperio aqueménida fue conquistado por Alejandro magno en 330 aC, siendo continuado por la dinastía griega seleúcida.

Tras los seleúcidas, somos testigos de una docena de dinastías sucesivas reinando en el país, dinastías tales como la parta, la sasánida, la samánida, la gaznávida, la safávida, la Zand, la afsárida, la Qajar y la Pahlavi. En 641 los árabes conquistaron Irán. Los persas, que eran seguidores de Zoroastro, se convirtieron gradualmente al Islam y fue en el periodo safávida cuando el Islam chií se convirtió en la religión oficial de Irán. A partir de la dinastía Qajar, por la ineficacia de los gobernantes, Irán empieza a declinar intensamente y se hace más y más pequeño. La creciente corrupción de la monarquía  Qajar condujo a una revolución constitucional en 1905-1906. Esta revolución marcó el fin del periodo medieval de Irán. Durante la 1ª y la 2ª Guerras Mundiales la ocupación de Irán por rusos, británicos y las tropas otomanas fue un golpe del que el gobierno no se recuperó nunca.

En 1979, la nación, bajo el liderazgo del Gran Imán Khomeini, estalló en una revolución y se creó la presente República Islámica de Irán.

Artesanía:

Recientes excavaciones arqueológicas han arrojado nueva luz sobre las primeras artes de la meseta irania. Estos nuevos sitios arqueológicos descubiertos recientemente datan  al menos de 5000 aC, y se ha hallado cerámica bellamente decorada, parte de la cual son latas de cáscara de huevo, en grandes cantidades en sitios datados en 3000 aC y después. El arte y arquitectura persas reflejan una tradición cultural de 5000 años forjada por las distintas culturas que han florecido en la vasta meseta irania, que ocupan actualmente Irán y Afganistán. La historia del arte persa se puede divide en dos eras distintas cuya demarcación es mediados del siglo VII dC, cuando los ejércitos árabes invasores llevaron ala población persa a convertirse al Islam.

Comida tradicional:

La cocina iraní es de una gran variedad y el arte culinario de Irán refleja en gran medida la tradición del país y la región. La cocina iraní abarca tanto alimentos cocinados como crudos. La mayoría de los alimentos cocinados son no-vegetarianos y los crudos abarcan frutas y frutos secos, hierbas y vegetales. La cocina de Irán habla de la gran variedad de aperitivos y postres que son famosos en todo el mundo. La cocina iraní es insípida sin las especias empleadas de forma especial en la mayoría de platos. Algunos de los platos que la cocina de Irán usa extensivamente consisten de arroz y pan. Hay diversas preparaciones de arroz; la preparación difiere con la región y con la parte de la comida. Chelow, Damy, Pollo and Kateh son las preparaciones de arroz más famosas de Irán. El pan se denomina Nan. La cocina iraní es famosa también por la amplia gama de bebidas que se preparan con diversas frutas. La bebida tradicional que la gente bebe en Irán con la comida se conoce como Doogh. Sharbat y Khak sheer son tipos de bebidas famosas y populares en Irán.

Arquitectura:

La construcción evolucionó primero de la dinámica entre necesidades (cobijo, seguridad, oración etc.) y medios (materiales de construcción y capacidades disponibles). A medida que las culturas humanas se desarrollaron y el conocimiento empezó a formalizarse a través de tradiciones orales y prácticas, la construcción se convirtió en arte, y “arquitectura” es el nombre que se da a la versión altamente formalizada y respetada de este arte. La arquitectura es una parte integrante de la historia, asuntos sociales, cultura y tradición de cada sociedad.

La arquitectura de Irán se remonta desde 5000 aC hasta el presente con ejemplos característicos distribuidos en una vasta área desde Siria hasta el norte de la India y las fronteras de China, desde el Cáucaso hasta Zanzíbar. Las construcciones persas varían desde las cabañas para campesinos hasta casas de té, pabellones en jardines, hasta algunas de las estructuras más majestuosas que el mundo nunca ha visto.

Las propiedades más importantes de la arquitectura tradicional de Irán son¡¡¡incluyen la harmonía con la naturaleza y el entorno, el aprovechar los recursos naturales de cada localización, la harmonía con la tradición de todas las provincias. La arquitectura iraní retrata con detalle la vida, creencias, moral, código ético entre otros. La esencia de la arquitectura tradicional iraní consiste de matemáticas y teosofía. Como, en antiguos libros sobre arquitectura iranios se denomina “alhaseb” y “almohandess”.

La arquitectura tradicional de las tierras de Irán a través de las eras se puede categorizar en las siguientes seis clases o estilos: pre-Islámico, estilo persa (eras aqueménida, meda, elamita), el estilo parto (eras parta, sasánida).

Los materiales de construcción disponibles dictan las formas principales de la arquitectura iraní tradicional. Las arcillas pesadas, disponibles fácilmente en varios sitios  a lo largo de la meseta, impulsaron el desarrollo de las técnicas de construcción más primitivas, Barro moldeado, comprimido de la forma más sólida posible, y dejado secar. Esta técnica utilizada en Irán desde tiempos remotos nunca se ha abandonado completamente. La abundancia de tierra plástica, en conjunción con un tenaz mortero de limo. También facilitó el desarrollo del ladrillo.

La arquitectura iraní aprovecha la abundante geometría simbólica, usando formas puras tales como el círculo y el cuadrado, y los planos se basan habitualmente en disposiciones simétricas, presentando patios y halls rectangulares.

Todas las casas persas tradicionales tiene  las siguientes secciones: Hashti y Dalan-e-vorudi. Entrando por la puerta uno  tropieza con un pequeño espacio transicional llamado Hashti. Aquí, uno es forzado a redirigir sus pasos lejos de la calle hacia el vestíbulo, denominado Dalan e Vorudi. En las mezquitas, el Hashti permite al arquitecto girar los pasos del creyente hacia la correcta orientación de rezo, dando la oportunidad de purificarse antes de entrar en la mezquita. Una fuente central con jardines alrededor

Existen importantes particiones tales como el biruni (exterior) y el andaruni (interior). Las casas persas en el Irán central fueron diseñadas para hacer uso de un ingenioso sistema de torre del viento, que crea temperaturas inusualmente bajas en las zonas bajas del edificio. Se diseñaron gruesos y masivos muros para mantener el calor del sol fuera durante el verano, manteniendo el calor interior durante los inviernos. Hay importantes lugares arquitectónicos en Irán en Meidan-e-Emam, Takht-e-Soleyman, Bisotun, Persepolis, Pasargadae, Bam, Ifahsan, Soltaniyeh, Tchogha Zabnil. Irán disfruta también de pueblos conocido mundialmente que tienen características arquitectónicas únicas como Abyaneh en la parte central de Irán o Masouleh en la parte norte del país; en ambos lugares es la naturaleza la que es arquitectura.

Jardines persas:

La tradición y estilo del diseño de los jardines persas ha influenciado el diseño de jardines desde Andalucía hasta la India y más allá. Los jardines de la Alhambra muestran la influencia de la filosofía y estilo de los jardines persas del Paraíso en la escala de un  palacio moro de la época andalusí de España. El Taj Mahal es una de las interpretaciones más grandes de los jardines persas en el mundo, de la época del imperio mogol en la India.

Música:

Sobre la música de los elamitas no se sabe mucho; sin embargo, sabemos de un gobernante de Susa que tenía músicos en la entrada de su templo hacia 2600 aC. También existe un bajorrelieve que muestra músicos tocando arpas y pandereta. Es posible que no hubiera mucha diferencia entre la música asirio-babilonia y la iraní en aquella época y los nombres persas tabire (tambor) y karranay (trompeta) pueden derivarse de los nombre de los tabbalu y qarnu acadios. Después de la conquista de Alejandro el Grande, cuando la cultura helenística se expresó en Persia, se puede suponer que los griegos derivaron el nombre de salpinx (trompeta) de los iraníes. Durante el periodo parto (comienzo del siglo II aC) cuando el arameo se convirtió en la lengua oficial, la palabra shaipur (trompeta) que es semítica puede haberse tomado de la palabra aramea.

La dinastía sasánida estimó la música como se muestra en las tallas en roca de Taq-i Bustan, donde se muestran dos tipos de arpa, trompeta y tambores. También el laúd (ud), la guitarra (rubab) ay el pandero (tanbura) pueden verse en otras artes. También sabemos que tipos de música específicos eran usados en ciertas horas del día, semana, y mes, cada uno para un propósito particular del procedimiento gubernamental. En el período islámico, la música árabe se hizo conocida en Irán. Al mismo tiempo, las música persa influenció a la música árabe. En el siglo X, los músicos persas se convirtieron en los favoritos de la corte árabe y el laúd persa se convirtió en un instrumento muy estimado.

En el siglo IX se introdujo la escala khorasaní. Los músicos tocaban el tanbur persa, que se convirtió en tan popular como el laúd. El nay (flauta), chang (arpa), rabab (viola), y el nay-i siyah (quena) eran instrumentos también muy comunes en la época.

Los teóricos persas eran líderes en teoría musical árabe; por ejemplo, Al-Razi y Al-Sarakhsi. Ibn Sina (Avicena) menciona doce modos principales de música: Rahawi, Husain, Rast, Busalik, Zangula, Ushshaq, Hijaz, Iraq, Isfahán, Nava, Buzurg, y Mukhalif (zirafgand). Sabemos poco de su origen. Cuatro de los modos mencionados poseen nombres árabes, que pueden indicar un origen árabe. Isfahan fue nombrado como unos de los modos antiguos de Persia. También hay seis modos secundarios (avazat). Durante los gobernadores Ghuri y Khwarizmi (siglos XII-XIII) la música creció. Dos notables teóricos de esta era fueron Fakhr al-Din al Razi y Nasir al-Din al Tusi. Otro teórico persa fue Qutb al Din al-Shirazi, que fue famoso por la perla de la Corona (Durrat al-taj). En la Casa del Tesoro de Gift (Kanz al -Tahaf), un importante trabajo de 1350, se describen completamente el ud (laúd), el rubab (guitarra), mughni (laúd de arco), chang (arpa), nuzha, qanun (salterio), ghishak (spiked viola), pisha (pífano) y nay-i siyah (quena). En otros lugares, los exquisitos dutar (dos cuerdas) y el sitar (tres cuerdas) son nombrados por el poeta Hafez. Durante la dinastía timúrida, Abdal-Qadir ibn Ghaibi escribió el Compilador de Melodías (Jami al-alhan), que es admirado en la Biblioteca Bodleian de Oxford. En los siglos XIV y XV, se establecieron veinticuatro modos centrales (shuba) y cuarenta y ocho modos derivados (gusha), respectivamente. Para el siglo XVII, había veinticuatro modos rítmicos (usul). Bajo la dinatía safávida se inventaron los instrumentos musicales chartar (cuatro cuerdas) y sheshtar (seis cuerdas). Los instrumentos favoritos eran el ud (laúd) y el kamancha (spiked viol), sumados al nay (flauta) y el daira (pandereta), como puede apreciarse en una pintura de la corte del Shah Safi. El surnay (chirimía), los naqqarat (ktimbales), la karna (trompeta larga), duhul (tambor lateral), y los kus (timbales) eran para uso militar. La teoría persa influyó en la música india, árabe, turca y turcomana especialmente en nomenclatura. Incluso China se vio afectada por la música persa a través de los turcomanos. Para el siglo XIX, el ud (laúd), rubab (guitarra), qanun (salterio) ya no estaban en usopero el santur (dulcémele) se empleaba todavía. Durante la segunda mitad del siglo XIX, se introdujeron las tres violas rumuz, madilan y tarab. Hacia mediados de siglo, la influencia europea encontró su camino en Persia, sobre todo en bandas militares.

Diversidad cultural:

Irán es una sociedad culturalmente diversa, y las relaciones inter-étnicas son armoniosas. El grupo étnico y cultural predominante corresponde a hablantes nativos de persa. Pero el pueblo generalmente conocido como persa es de ancestros mezclados, y el país tiene elementos turcos y árabes importantes, además de kurdos, baluchís, Bakhtyari, luros y otras pequeñas minorías (armenios, asirios, judíos, y otros). Los persas, kurdos, y hablantes de otras lenguas indo-europeas son descendientes de las tribus arias que migraron a Irán desde Asia Central.

Transporte:

Aire: Muchos visitantes internacionales llegan por aire, disponiendo el Aeropuerto Internacional IKA de Teherán de excelentes conexiones con todo el mundo, incluyendo destinos como Londres, París, Milán, Amsterdam, Berlín, Estocolmo, Moscú, Estambul, Dubai, Pekín, Seúl, Bangkok y New Delhi. Entre las compañías aéreas que operan hasta el Aeropuerto Internacional IKA se incluyen Lufthansa, Alitalia, Turkish Airlines, KLM, Emirates, Etihad y British Airways, así como líneas domésticas como Iran Air, Mahan Air y Caspian Airlines. Las instalaciones del aeropuerto incluyen establecimientos de comida y refrescos, servicios básicos a pasajeros y opciones de transporte limitadas para acceder a la ciudad. Los pasajeros que llegan pueden elegir entre coger un taxi o bus a la ciudad, o de forma opcional, los que tengan un alojamiento reservado con antelación pueden quedar citados con el representante del hotel. Además del aeropuerto de Teherán, hay más aeropuertos iraníes que ofrecen algunos limitados vuelos internacionales: Mashhad International Airport (Mashhad), Shiraz International Airport (Shiraz), Bandar Abbas International Airport (Bandar Abbas), Esfahan International Airport (Esfahan), Tabriz International Airport (Tabriz) and Zahedan International Airport (Zahedan).

Coche: se puede llegar a Irán sin problema desde los países vecinos, aunque se recomienda a los conductores investigar el recorrido con suficiente antelación. No se aconseja a los visitantes viajar por el país desde Irán a Pakistán, y cualquiera que deba viajar en esta área debe extremar la precaución. Le aconsejamos viajar únicamente por vías principales y evitar viajar de noche si intenta llegar a Irán en coche vía una frontera internacional. Las fronteras con Afganistán e Irak se consideran inseguras y se recomienda vivamente evitar viajar por estas áreas. La frontera con Turquía es empleada frecuentemente por los visitantes que quieren accede a Irán en coche.

Tren: para llegar a Irán se dispone de dos líneas de tren internacionales; una de Estambul a Teherán, con una salida semanal (72 horas) y la otra de Damasco a Teherán, también con una salida semanal (64 horas). Los viajes son largos, pero los precios son razonables y la mayoría de los servicios ofrece coches cama que tienen capacidad para cuatro personas.

Mar: A pesar de que es posible llegar a Irán a través de una ruta marina a través del Golfo Pérsico, este método apenas se usa hoy día, ya que se considera más conveniente el viaje por avión.

Bus: Es posible viajar en autobús desde Turquía a Irán, aunque las horas de viaje pueden ser muy largas. Los precios de los billetes de bus son baratos y hay diversos grados de confort, con coches de primera clase que ofrecen asientos reclinables, aire acondicionado y agua